Sin categoría

Battleship… Hundamos la flota alienígena


¡¡¡Hundamos a esos aliens!!!

“Si los aliens alguna vez nos visitan, creo que el resultado sería muy parecido a lo que ocurrió cuando Cristóbal Colón arribó por primera vez a América, lo que no resultó muy bien para los nativos” – Stephen Hawking.

Con esa misma frase comienza Battleship (y desde ese momento vemos la “originalidad” de su guion). Esto ocurre al mismo tiempo que una sonda espacial envía señales de telecomunicación directamente a un planeta recientemente descubierto que, al parecer, tiene las mismas condiciones atmosféricas que la tierra y, por tanto, podría haber vida.

La trama ya la sabemos y ya sabemos lo que pasa, lo que pasará y como se decidirá todo desde el minuto uno. ¿Simple? Simplicidad máxima y expectación por saber si el espíritu del “Hundir la flota” estará presente, cambiando batallas navales entre barcos humanos, por una batalla entre barcos humanos y naves extraterrestres.

La película la podemos analizar desde distintos puntos de vista. Como ya hemos dicho su guion es sencillo no, lo siguiente. Hay una historia de amor para empezar la película, una relación dura entre hermanos, una guerra con unos efectos especiales espectaculares y un sonido brutal, en ocasiones demasiado brutal… todo lo que se pide en este tipo de película ¿Su objetivo? Entretener. ¿Lo consigue? Desde mi punto de vista si.

Y consigue ese entretenimiento gracias a que el director, Peter Berg, nos ofrece grandes escenas en las que nos mete directamente en el tablero del famoso juego de la compañía Hasbro, la cual entre Transformers y esto, se están haciendo más de oro de lo que son. Es por estos pequeños detalles por los que la película me no me ha defraudado.

¿Los actores? Pues no destacaré a ningúno, por un lado tenemos a Taylor “John Carter de la Tierra” Kitsch, como el protagonista destinado a salvar el mundo. A Alexander Skarsgård como el hermano que le hace alistarse en la marina. Al gran Liam Neeson, el cual suma otro proyecto mediocre a su carrera. Rihanna nos hace de chica dura en el ejército y Brooklyn Decker… pues es la buenorra hija del comandante Neeson y novia de John Carter… perdón de Alex Hooper (esta vez).

Lo dicho, Battleship no es una gran película, pero cumple con el objetivo de entretener y al mismo tiempo nos hace disfrutar de una partidita de “Tocado y hundido” o “¡Aguaaa!…

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s