Sin categoría

El rincón de Javier C.: Ira de Titanes


Hoy se estrena Ira de Titanes, la continuación de Furia de Titanes y nuestro colaborador Javier C. nos trae su crítica en la que le vamos a ver un pelín enfadado y molesto con esta cinta. Sin más dilación os dejo su comentario y opinad. Si vais a verla y os quejáis no será culpa nuestra.

Ira es la que siente el espectador

¡Canta, oh musa, los sufrimientos sin fin que el honesto espectador habrá de padecer si va ocioso al cine, a ver Ira de Titanes! ¿Quién es el causante de tan soberana bazofia? Jonathan Liebesman, infame director inglés de tres al cuarto, que vuelve a pasear a los dioses griegos para que el público desee, como Edipo, arrancarse los ojos por su funesto destino.

            La trama parece escrita por el hijo del director, tras haber leído por encima un libro ilustrado sobre mitología: Hades se lleva al Tártaro a Zeus, y allí se lo monta para intentar revivir a Cronos; que, al contrario que en Hesíodo o en Goya, no es un titán orgulloso y fuerte, sino un bicho que echa fuego y gruñe mientras tiene el sencillo afán –así, porque sí– de destruir todo lo que pilla, humanidad y tierra incluidas. Perseo, que pasaba por allí, será el elegido para moverse a lo largo de la trama (es un decir) y salvar a la humanidad y a la Tierra. Porque los dioses, amigos míos, los dioses inmortales… ¡se mueren! La palman como moscas. Se convierten en cenizas y adiós muy buenas. ¿Qué tendrá el cine moderno contra la inmortalidad? ¿Les parece que da poco juego el hecho de que haya gente a la que no pueda matarse, con todo lo que eso conlleva? Pues hala, a liquidarlos toca: y así ya los hombres y los dioses sólo se distinguen entre sí porque los segundos pegan hostias que parecen salidas de una capítulo de Dragon Ball.

            La historia es infumable; los secundarios, patéticos; las luchas, con menos emoción que asistir a una carrera de 100 metros protagonizada por babosas. Los dioses, lamentables y sin empaque. Ares podría ser el malo de un capítulo de Walker Texas Ranger; y, aún así, me temo que el personaje sería demasiado idiota y bruto para esa serie. Zeus es todo buen rollo y compasión, y paternalismo, y pide perdón a su hermano como doce veces. Sí, Zeus es una suerte de Jesucristo musculado. Sí, el mismo Zeus que dominaba a todos los dioses porque su fuerza era mucho mayor, y eso le bastaba para amenazar al que se le cruzara en su camino. Pero dejemos aquí el asunto mitológico, porque podría escribirse un ensayo de 200 páginas sólo para reseñar la simpleza insultante con la que se retrata aquí cualquier cosa que tenga que ver con la época griega en la que suceden los hechos.

            La película, al margen de eso, es pésima. Se hace a veces larga. Le importa a uno un pimiento qué es lo que va a suceder. Los efectos especiales son los ya habituales efectos por ordenador que se notan, pero ¿a quién le importa? Los productores saben que el público objetivo de este mojón son un atajo de traga palomitas que prefiere no saber si está ante una película o ante un videojuego. Y, si parece un videojuego, mejor.

            Habrá osados que digan “oye, pues para pasar el rato está bien”. Mentira. ¡Mienten! Esto no vale ni para pasar el rato. Los que digan esto sobre la película son los mismos que pueden plantarse delante de la televisión durante 5 horas, y luego soltar que así no se aburren. O sea, que son de los que se aburren sin darse cuenta. De los que necesitan que alguien les atonte para no sentir que a veces piensan y viven.

            Arrancaos los intestinos. Cortaros el pescuezo con un cuchillo de cortar jamón. Amputaos algún miembro sobrante o molesto. Cualquier cosa es buena antes de ver esta película.

About these ads

3 pensamientos en “El rincón de Javier C.: Ira de Titanes

  1. Pensaba ver la película, pero gracias al gran Javier C. con su perfecto estilo literario, prefiero amputarme miembros en casa que verla

  2. ¡SPOILERS EN ESTE COMENTARIO!

    Creo que jamás había visto un guión tan pobre como el de esta película, como bien has dicho, parece que el responsable es el hijo del director que se ha guiado por un libro ilustrado.

    Los personajes son totalmente planos y carentes de cualquier tipo de personalidad. Con el hijo de Poseidón han intentado hacer un Jack Sparrow cutre y forzado, Andrómeda ¡NO HA HECHO NADA EN TODA LA PELÍCULA! Y cuando digo nada es nada, ni si quiera servía para ser la típica chica que besar al final porque no se ha notado ningún tipo de “feeling” a lo largo del film. Cuando se besan ha sido en plan “Ahh.. ¿Qué se gustaban y eso?” Si hubieran muerto todos los personajes me hubiera tenido exactamente igual porque ni se han molestado en que empatizáramos con ellos.

    En fin… que basura de película xD

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s